miércoles, 24 de julio de 2013

Hoy he dejado de ser “La Profe”

Han sido momentos de mucha alegría y también de mucha tristeza, dejo una actividad que me mantuvo activa día a día a lo largo de los últimos 5 años. Aprendí muchas cosas, me sentí útil de mil formas, me ejercité físicamente y espiritualmente. La mayor satisfacción,  el deber cumplido, el gozo de sentirme amada, de estar haciendo lo que Dios me pedía; de estar en la presencia de Dios la mayor parte de la mañana, de hablar de Papa Dios, de hacer misioneros a niños de 3, 4, 5 y 6 años; de enseñar ha santiguarse, de cantar y hacer mímica al mismo tiempo, de rezar y colorear.

Hoy he dejado de dar clases en el colegio, ya no seré” la profe de valores” o” la profe que sabe de Dios”. ¿Tristeza? la hay pero al mismo tiempo una alegría inmensa pues he visto, he vislumbrado lo que Dios Padre tiene para la familia y me lo ha mostrado de una manera que me llena de gozo pues es la alegría y felicidad de otros.

Les prometí a las maestras del Preescolar que mis palabras de agradecimiento las haría a través del blog, así que aquí estoy, luego de haber sentido una gran tristeza al despedirme con el Padrenuestro que los niños rezaron en el acto final.

Fueron 5 años dedicados a la docencia de la Educación Religiosa Escolar. Cada una de las maestras, cada uno de los salones por los cuales pasé sembraron en mí la satisfacción de “enseñar al que no sabe”
Vi  en muchas ocasiones como las maestras estaban muy atentas a la explicación que les daba a los niños, en ocasiones mis palabras iban dirigidas a ellas. Aquí un pequeño detalle para cada uno de los niveles.
Maternal
La ternura de los salones de maternal, me hicieron sentir lo que será para mí ser abuela en algún momento. Los niños se enamoraron de una canción, y  a lo largo de todo el año escolar la cantamos.Creo que fue la mas solicitada. Me encantó cantarla una y otra vez. Balmi, te encargarás de que se aprendan otra en el 1er nivel.
Maternal A, Danny, Kimberly , gracias por esa ayuda tan maravillosa. Kimberly tú alegría me contagiaba juventud.
Danny tu apoyo profesional ante mi pregunta ¿entenderán? fue maravillosa, eres una maestra fabulosa.

En el Maternal B, Balmi y Naileth, otro salón que me conmovió. Naileth, me gustaría tenerte cerca cuando tenga mis nietos, estoy segura que tu imposición disciplinaria mantendría a raya mi debilidad de abuela.
Balmi,” no se preocupe profe”,” qué necesita profe”, siempre tan atenta. Me hiciste sentir parte del Preescolar, gracias. Tu creatividad me asombraba, lo que podías hacer con la idea o intención de lo que yo quería era asombrosa. ¡Demos gracias a Dios por esos dones con los cuales has sido bendecida!.


Kim y Naileth

1er Nivel
Los Primeros niveles, todos diferentes, algo difícil para mí, pues en ocasiones confundía la manera de trabajar de cada una de ustedes.
Gabriela, tu paciencia y tolerancia brota por los poros. Recuerdo a Miguel y mi asombro ante el grado de stress que podía causarle el hecho de no terminar de colorear, aquí aprendí a medir mis palabras y cuidar el “rapidito que se acaba el tiempo”.
Yosi, todo estaba listo cuando yo llegaba, en ocasiones con retraso, discúlpenme debí ser mas medida con el tiempo.
Adriana  y Jessy, mi primera clase de los jueves, me encantó conocerlas, los niños me esperaban con entusiasmo, gracias por preparar todo el material que necesitaba y ayudar con la disciplina. Este grupo no lo vi quejarse de tener hambre a mi hora de clase, ¡qué extraño!
Yssis y Luisinar, otro grupo del 1er Nivel muy hermoso, que atentos, pintaban bellísimo, cantaban cuando se los pedía. Tu paciencia Yssis es admirable, siempre he sido despistada, aprendí a tomar en cuenta los pequeños detalles. Luisinar, diría que complementabas la autoridad que en algunas ocasiones  hacía falta en el salón.

Yossi, Lissi y Jessi
2do Nivel
Los Segundos Niveles, me encantó trabajar con estos dos grupos, en realidad disfrutaron el realizar su carpeta  en el 3er lapso. En cada salón había su particularidad.
Massiel y Angie,  que grupo tan atento a mis clases, trabajaron con alegría, dedicación, les encantó su carpeta del III lapso. Massiel, aprovechaste  las clases para aprender más de tu Fe. Trabajé muy a gusto con los niños, eran los primeros en aprenderse las oraciones. Gracias Angie por tener todo ordenado, a la mano y preparado.
Marjorie y Luz, al pensar en su salón viene a mi mente Gustavo, con sus preguntas y anécdotas. A Valery que siempre preguntaba ¿vamos a pintar? o su insistencia al decirme, “pon música”. Marjorie puedes seguir preguntando, buscando la verdad, aprenderás del inmenso amor de Dios para con su creación.
Luz me preguntaba si en algún momento te hice sentir mal, discúlpame, pero creo que diste un paso muy importante al santificar tu hogar. Supongo que los niños se aprendieron el poema con tu ayuda, gracias.


Angie y Luz

3er Nivel
Estos grupos eran Blanco y Negro, mientras en uno salía de estar entre nubes, en el otro salía como si me hubiesen caído a palos. Los conocí en Maternal y por tres años les fui enseñando sobre el amor de Dios.
Carolina y Eva: como nos costó trabajar aquí. Pero segura estoy de haber sembrado e iniciado a los niños en su Fe. Este era el salón que llegaba a dar mi clase cuando lo niños no soportaban más el hambre.
Carolina, agradecida por tus sugerencias, y tu inmenso apoyo para conseguir el testimonio que necesitaba, Dios sabrá recompensártelo.
Eva: siempre atareada con las carpetas, pero lo logramos. Recuerda tu Fe la trasmites a tu hijita.
Yadira y Zubeiry   este era el salón de la Paz, con sus pequeñas tormentas, pero nada que no se pudiese controlar. Trabajaban en silencio la mayoría de las veces, eso sí, no podía faltar la música.
Yadira, que comprensiva, gracias por tu inmenso apoyo y trasmitir la belleza de tu alma a los niños.
Zuby, que ordenada,  metódica y disciplinada. Me encantó que colaboraras en mis clases y fueses una ayuda muy valiosa.

Zubi y Eva

No me queda más que dedicar las siguientes líneas a Blanquita, nuestra Coordinadora de Educación Inicial, fui invitada por ella a darles clases a sus niños cuando me encontraba en la Primaria. Fue un reto muy hermoso el dedicarme a iniciar en la Fe a estos pequeñitos. Mucho más cuando se me dio la oportunidad de diseñar las carpetas que trabajaríamos. Gracias por la confianza, gracias por ser ese hombro en el cual me apoyé cuando las enfermedades y las incertidumbres rondaron mi vida. Gracias por ese abrazo cuando eran superadas, por el saludo matutino de “Ave María Purísima” o el “Aleluya”, no lo olvides Blanquita: hacer presente a Dios en nuestras vidas en todo momento y ver el rostro de Cristo en cada una de las personas que se acercan a ti.

Un personaje más, Pablo, el profesor de informática, con un hambre de Dios que el Señor Jesús lo colocó
en mi camino y a quien a pocas semanas de retirarme del colegio le invité a participar en un Cursillo. Su Fe ha sido alimentada con ese encuentro, lo dejo todo en manos de Dios.

Me retiro del colegio, sabiendo que he cumplido lo que se me ha pedido y ahora se me lleva a otro servicio pero no sin antes meditar mucho las siguientes palabras que llegaron a mi, cuando redactaba mi carta  de culminación de contrato.

“Cuando Jesús no es más que un conjunto de noticias, de dogmas o de herejías, alguien del pasado, una memoria, no una presencia, se queda en un personaje. Es necesario convencerse de que Él está vivo y presente. es más importante hablar con Él que hablar de Él”. Fr Rainiero Cantalamessa.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén 


jueves, 11 de julio de 2013

Mi Medalla de San Benito

Hoy celebramos a San Benito Abad; para mí es una fecha muy especial pues es el fundador de la Comunidad Benedictina y nuestro Asesor Espiritual en Extensión Contemplativa Venezuela pertenece a esta Comunidad, el Padre Beda Hornung.

Siempre llevo la medalla de San Benito conmigo, ya que cuelga de un llavero, pero en ocasiones,  cuando voy a evangelizar en el colegio llevo una sobre mi cuello. Me ha acompañado esta medalla a lo largo de los casi 5 años que ofrecí mi servicio al Señor en ese lugar.
En ocasiones era la color bronce en otras usaba la  plateada. A los niños le llamaba mucho la atención, me preguntaban si era Jesús, les hablaba de la cruz y ellos comenzaban a reconocer las letras que circundaban esa cruz.

Creo que debe tener un significado especial ese hecho de llevarla por tantos años. En estos momentos cuando ya los días de finalizar mi servicio en el colegio están llegando a su fin, no la llevo tan seguido sobre mi cuello.

Mas cambios en mi y en lo que me rodea se avecinan, nuevas latitudes, un paso más en la conversión.
El Padre Beda tiene una entrada en su Blog sobre la medalla de San Benito, puedes pasar a visitarle.
Les invito a orar en este día tan especial por las vocaciones monacales en nuestra Abadía de San José y en todas las Abadías y monasterios benedictinos en el mundo.

Angelo en su Blog Siete en Familia ha subido un episodio de la serie italiana "Los pasos del Silencio" correspondiente a una comunidad  de monjas benedictinas del Monasterio Mater Ecclesiae  en la isla de San Giulio en el Lago Orta, en Novara, les invito a verlo, es una belleza el documental, los subtítulos fueron realizados por Angelo, quien de manera muy acertada nos lleva a la oración al ofrecernos tan hermoso trabajo.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

En el día del Educador

©mariauxivi.blogspot.com Me asomo por esta ventana al mundo, luego de  muchos meses de ausencia. Espero hacerlo más asiduamente y no de...